miércoles, 21 de febrero de 2018

EL CIGARRILLO DE DESPUÉS




A veces mi amor, me gustaría que fueras
una fumadora
empedernida
aunque el veneno de la nicotina quemara
mis pulmones
y no los tuyos.
Aunque cada mañana
fuera yo el que se ahogara en el vientre
de la tos
y tuviera que descansar
entre los peldaños de la escalera
que separa tu vida de la mía.
Seguro que no seria tanto el dolor que mi alma
siente
cuando después de hacer el amor contigo,
con un halo
de felicidad en las mejillas,
dejas caer sobre el nudo que nace en mi garganta,
el rosario de virtudes
que cuelgan del pecho de tu ex.
A veces mi amor,
me gustaría verte fumar… el cigarrillo de después.





lunes, 19 de febrero de 2018

DE LAS AGUAS HE APRENDIDO



De las aguas que cada mañana se rompen
como un cristal
entre las piedras y los juncos
he aprendido a nadar contracorriente
anudando dudas
en los cordones de mis zapatos.

De los vientos he aprendido a perderme
en las promesas
de un corazón que se queda
a medio camino
entre los recuerdos y la esperanza.

De las mariposas he aprendido
a esconder mi dolor
en la envolvente magia de los colores
que nacen
en el seno de tus mejillas
y mueren cada amanecer en la oscuridad
de un llanto,
mendigando el calor de una nueva caricia.

De la noche he aprendido el maravilloso
Mundo de la oscuridad
Y del sol,
la luz que ilumina el brillo de tu mirada
y la inocencia
tan frágil que oculta entre tus manos...


HIMNO DE ANDALUCIA

LARGAS SON LAS NOCHES



Largas son las noches sin sentir el calor
de tus manos
 acariciando entre las sabanas
cada poro de mí piel.
Sin la presencia del olor a azahar que cada
madrugada
derrama tu cuerpo sobre las enaguas
de un beso clandestino
que vergonzoso
se esconde entre los volantes generosos
que cuelgan
de los labios inocentes de un nuevo día.
Largas
son las noches sin sentir tus brazos
rodeando mi cuerpo
como rodean los surcos las piernas desnudas
de los naranjos.
Como la línea de curvas redondas que graciosa
y versátil
rodea la, @, de la arroba punto com.
Largas
son las noches donde descubres que la distancia
une y que los besos
son pequeños símbolos dibujados aleatoriamente
en un almanaque
sin días para contar… Largas son las noches...


sábado, 17 de febrero de 2018

DEBAJO DE LA FALDA



Debajo de la falda color turquesa
que cubre tus muslos
desde el nacimiento de las caderas
hasta
la suave redondez de tus rodillas…
Duerme cada tarde
el verde soplo de una pequeña brisa
que se escapo del mar
para jugar entre tus piernas
escondido
de la mirada atrevida del sereno
que cada noche ronda tu calle.
Celoso,
como el llanto de un niño cuando reclama
el amor materno
se ciñe a la extrema delgadez de tu cintura
y acaricia tus encantos de mujer
que como velas encendidas sueñan
con la ternura de unas manos
que cada madrugada amando mueran...



viernes, 16 de febrero de 2018

POSTRADO DE RODILLAS



Postrado de rodillas junto a tu nombre
grabado
en una lápida de mármol blanco
donde una lágrima momificada
cobra vida en tus ojos vacíos de luz…
El recuerdo doloroso del último beso
que nunca te di
navega contra corriente por los caminos
del agua
con la esperanza de encontrarte
dulcemente escondida entre la espuma del mar.

Casi borrada por el paso del tiempo…
La magia de tu sonrisa
me contagia cada mañana con la fuerza
de tu espíritu de libertad
y me trae a la memoria aquellos años
donde la escasez
y el duro trabajo en el campo, cada noche
se sentaba en nuestra mesa
para cenar

con nosotros: Café negro y sardinas arenques.

DE LA MATA DE TU PELO NEGRO



De la mata de tu pelo negro como
la noche
que orgullosa de su belleza
acariciaba egoísta
la tímida desnudez de tu espalda…

Hoy solo queda un manojo
de algo, cubierto
de moho
derramado sobre unos cuantos
huesos
casi destruidos por la carcoma
y la humedad
del viento que sopla a duras penas
sobre el rostro ensombrecido de la soledad.





jueves, 15 de febrero de 2018

AÚN RECUERDO TUS CARICIAS





Aún recuerdo tus caricias sujetas
a los senos desnudos
de una duda inocente
perdiéndose en la oscuridad cobarde
de un ataque de celos.
Recuerdo el olor a hembra
de tu cuerpo
y la cama desecha, donde la almohada
que tantas veces acaricio tu pelo,
seca sus lágrimas
con los volantes de un suspiro
que ahoga su tristeza
en los brazos cobardes de soledad.
Te recuerdo:
En los bancos de los jardines, en el tallo
de las rosas,
en las ventanas de los autobuses…
Y en el pequeño patio donde cada tarde
el sol,
de pasión enfermiza en tus labios de amor moría…



martes, 13 de febrero de 2018

LA SOLEDAD QUE CADA MADRUGADA



La soledad que cada madrugada
suele visitarme
sin aviso previo…
Eleva mis deseos de amarte
a un estado alterado
de conciencia
donde el eco sin voz de tu mirada
se pierde
entre las cuatro paredes
de un corazón roto por la ausencia.
Eleva mis deseos de amarte
a un estado alterado
de conciencia
donde mis manos vacías de calor
se abrazan
desesperadamente
a los labios
inquisidores de un adiós sin retorno...



lunes, 12 de febrero de 2018

DORMIDO EN EL SUEÑO MÁGICO




Dormido en el sueño mágico de una madrugada
casi eterna,
el eco sin voz de tu ausencia se refleja hoy…
En los espejos
que adornan el brillo de tus ojos verdes
y en los cristales sin color
que cubren las mejillas de la mesita de noche.
En las corbatas
sin manchas de carmín en los nudos
y en las camisas blancas
que sueltas de las ataduras de los botones
duermen
tiradas en un rincón del olvido, añorando
las caricias de tus manos.
En el maquillaje derramado sobre el tocador
y en mis labios fríos
donde una sonrisa tuya, duerme abrazada
a los recuerdos imborrables de una tarde de amor




domingo, 11 de febrero de 2018

LA LLUVIA DE TUS RECUERDOS.


Condenado a cadenas perpetua por la mágica
sensualidad,
que sobre mis manos derrama
el manantial inagotable de tus caricias…
Cada madrugada
me despierta la lluvia eterna de tus recuerdos
y eleva mis deseos de amarte
a un lugar donde los sueños duermen
abandonados
entre las pestañas rebeldes de un suspiro laico.
Un suspiro que adorna con los lunares
de sus volantes
la suave redondez de tu cintura
y el mágico
encanto que envuelve los ojos de la primavera...




EL CIGARRILLO DE DESPUÉS

A veces mi amor, me gustaría que fueras una fumadora empedernida aunque el veneno de la nicotina quemara mis pulmones y no l...